Imprenta offset

La modalidad offset se utiliza mayormente, para grandes tiradas, pues una tirada de miles de unidades será increíblemente más barata en offset que en digital. De hecho, a mayor número de copias, menor será el coste unitario. Esta circunstancia, nos permite además, reducir costos a la hora de imprimir en ambas caras y nos brinda la capacidad de ofrecer una impresión de doble cara al mismo precio que de cara simple. Además, este sistema acepta una gran variedad de gramajes y acabados diferentes, así como la posibilidad de añadir colores Pantone y/o tintas especiales como dorados o plateados puros; con lo cual, obtendremos una impresión de máxima calidad y mayor versatilidad en el resultado final. Otro de los acabados que se incluyen dentro del proceso offset es la posibilidad de plegar los materiales ya impresos, para obtener dípticos, trípticos y demás variantes, utilizadas generalmente en folletos y tarjetas de invitación.

Como contrapartida la impresión offset no resulta conveniente para impresión de bajas cantidades pues convella un coste inicial que debe compensarse en el número. Tampoco es adecuada para impresiones urgentes ya que su producción acarrea procesos complejos que requieren al menos 4 o 5 días de margen.

Sus aplicaciones más habituales son la impresión de flyers o folletos publicitarios, tarjetas de visita, talonarios de facturas o catálogos.

firma